Los efectos sobre la salud del etanol dependen de la cantidad de alcohol consumida y de los hábitos de consumo. La mayor parte de los estudios muestra una curva en forma de jota según la cual las personas que beben poco o con moderación presentan menos riesgos de padecer enfermedades, que los abstemios y los grandes bebedores, que se exponen a los riesgos más elevados.

El consumo moderado y regular de vino está asociado con varios beneficios para la salud. No obstante, el riesgo se incrementa con cada copa que supera el límite de la moderación. Beber más de lo que se recomienda no aportará más ventajas, sino que redundará en más daños.

J-curve

Esta curva en forma de jota generalmente aceptada que describe la asociación entre el consumo de bebidas alcohólicas y la mortalidad total se conoce desde hace décadas y estudios epidemiológicos recientes no hacen sino respaldar dicha relación. Mientras que un consumo excesivo suele estar asociado a un mayor riesgo de mortalidad, el consumo de ligero a moderado está asociado con un menor riesgo de mortalidad total, en especial, la mortalidad asociada a enfermedades cardiovasculares.

Estudios recientes sólo han asociado la cantidad media de alcohol consumida a lo largo de un período de tiempo (normalmente, una semana) como el indicador del consumo de alcohol; no obstante, dicho consumo medio no detecta el riesgo asociado con ciertas pautas de consumo de bebidas alcohólicas, como el consumo excesivo esporádico. Muchos estudios más recientes insisten en que el patrón de consumo puede ser un indicio más pertinente de la exposición al alcohol. Una serie de estudios muestra que la pauta más «saludable» es el consumo de pequeñas cantidades de alcohol (habitualmente definido como de 1 a 3 bebidas estándar/día) de forma frecuente (bien diariamente o, al menos, varias veces por semana).

Los beneficios del consumo moderado de vino


La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en los países desarrollados y representa hasta el 50 % de todas las muertes. Los estudios científicos muestran que el consumo de cantidades moderadas de bebidas alcohólicas reduce la mortalidad por enfermedad coronaria, así como por otras causas en un 25-30 % en personas de mediana edad, principalmente en hombres de más de 40 años y en mujeres post -menopáusicas.


Los bebedores moderados de vino tienen una tasa de mortalidad menor que los que se abstienen o beben en exceso. Ampliamente aceptada esta combinación se conoce como la curva en forma de Jota. El riesgo relativo de morir es de ligero a moderado bajo entre bebedores y abstemios. Sin embargo el riesgo aumenta con cada vaso por encima de la moderación. Mientras que beber de forma moderada o ligera puede considerarse "bueno para la salud", el consumo más allá de estas directrices no proporcionará más beneficios, sólo más daño !


Riesgos asociados con el consumo excesivo de bebidas alcohólicas


Si se consume en exceso bebidas alcohólicas, pueden aumentar la exposición a una amplia gama de factores de riesgo. Por ello Es crucial prevenir el consumo abusivo. El abuso de alcohol, está asociado con una variedad de enfermedades crónicas a largo plazo que pueden reducir la calidad de vida. Estas incluyen la hipertensión, los problemas cardiovasculares, la cirrosis hepática, dependencia del alcohol, diversas formas de cáncer, daño cerebral relacionado con el alcohol ytoda otra serie de problemas.


Sin embargo, además de la cantidad de alcohol, los modelos de consumo también son importantes. Los resultados/las conclusiones de un meta- análisis, apoya los resultados de otros estudios que afirman que el consumo excesivo de alcohol es perjudicial para la salud del corazón. Los autores concluyeron que lo mejor para los bebedores es evitar el consumo excesivo de alcohol - no sólo por los efectos negativos que puede tener en el corazón, sino también debido a los riesgos más inmediatos, como los accidentes y la violencia.


Además de los problemas de salud derivados del consumo excesivo de bebidas alcohólicas, hay consecuencias sociales, tanto, para el bebedor como para otros miembros de la comunidad. Las consecuencias incluyen daño a los miembros de la familia (incluyendo niños), a los amigos y colegas, así como a los transeúntes.desconocidos.



Para más información sobre las pautas de consumo y la salud, visite www.wineinformationcouncil.eu

En caso de duda en relación con sus hábitos de consumo de bebidas alcohólicas y su salud, consulte a su especialista o médico de cabecera.

27/10/2013 | Moderación
Vino y corazón: ¿cómo funciona?
Glass of red wine

El consumo moderado de bebidas alcohólicas está asociado con unos niveles reducidos de enfermedades cardiovasculares.

04/10/2013 | Moderación
La paradoja francesa
Glass of red wine Paradoja francesa: altos niveles de factores de riesgo (como una dieta rica en grasas saturadas, tabaquismo y poca actividad física) entre los franceses, pero tasas muy bajas de enfermedades coronarias.
03/10/2013 | Moderación
Página web de wic - salud general
J-curve

Las personas que consumen vino con moderación tienen menos riesgo de fallecer por cualquier causa (riesgo total de mortalidad menor) que las que se abstienen o beben en exceso.

Share on Facebook Share on twitter Share on google plus Pin It e-mail