Los menores de edad no deberían beber. Además los jóvenes toman decisiones más arriesgadas por no tener plenamente desarrolladas las habilidades para tomar decisiones, lo cual queda reflejado en las frecuentes lesiones que sufren durante la adolescencia.El cerebro de los jóvenes es más sensible a las lesiones causadas por el alcohol y no escuchan las señales de su cuerpo.Puesto que los adolescentes están en pleno desarrollo físico, por regla general no han desarrollado la misma capacidad para tolerar alcohol que los adultos. Se observa asimismo que la dependencia al alcohol se desarrolla con más facilidad si se empieza a consumir alcohol antes de la edad adulta. Los investigadores han encontrado que cuanto más joven se empieza a beber, mayor será el riesgo de dependencia al alcohol más tarde en la vida.


Por añadidura, el alcohol daña el desarrollo cerebral de los jóvenes. Por consiguiente, consumir alcohol, y en particular consumirlo en atracones, cuando el desarrollo cerebral todavía no se ha finalizado, puede perjudicar el posterior funcionamiento de este.


Puesto que los adolescentes están en pleno desarrollo físico, por regla general no han desarrollado íntegramente la misma capacidad para tolerar alcohol que los adultos. Se observa asimismo que la dependencia al alcohol se desarrolla con más probabilidades si se empieza a consumir alcohol antes de la edad adulta. Los investigadores han encontrado que cuanto más joven se empieza a beber, mayor será el riesgo de dependencia al alcohol más tarde en la vida.


Por añadidura, el alcohol daña el desarrollo cerebral de los jóvenes. Por consiguiente, consumir alcohol, y en particular consumirlo en atracones, cuando el desarrollo cerebral todavía no se ha finalizado, puede perjudicar el posterior funcionamiento del cerebro.


Inmadurez mental

Los menores de edad no deberían beber. Además los jóvenes toman decisiones más arriesgadas por no tener plenamente desarrolladas las habilidades para tomar decisiones, lo cual queda reflejado en las frecuentes lesiones que sufren durante la adolescencia.El cerebro de los jóvenes es más sensible a las lesiones causadas por el alcohol y no escuchan las señales de su cuerpo.

Las altas expectativas que muchos jóvenes atribuyen al consumo de alcohol como “lubricante social” o como supresor de inhibiciones, los puede exponer a mayores riesgos.

Además, el constante proceso de cambio y transformación que experimentan las personas jóvenes y que afectan tanto a la personalidad como a la fisiología, puede facilitar y provocar una dependencia psicológica y física al alcohol..


Influencia de la familia

No obstante, recientes investigaciones en el Reino Unido sugieren que los adolescentes que consumen alcohol con moderación en casa con sus familiares,no tienen tantas probabilidades de consumir alcohol en atracones./en grandes cantidades (botellones).


Asimismo, la vigilancia del consumo de alcohol por los padres en el entorno familiar puede suponer una herramienta para establecer un diálogo hijo-padre sobre el alcohol. Este método requiere padres comprensivos para cerciorarse de que fomentan únicamente un consumo moderado, y sólo cuando sea apropiado. Los padres han de dar el ejemplo estableciendo y fomentando hábitos de consumo socialmente aceptables.


Edad mínima de compra

Apoyo en favor de la aplicación de la prohibición de venta a menores de edad


En cada Estado Miembro de la UE, las legislaciones reflejan las diferencias regionales y culturales. En lo relativo a la edad para comprar alcohol, las restricciones legales varían de un país a otro y por regla general oscilan de los 16 a los 21 años. Puesto que todos los países de la UE limitan por ley la venta de alcohol a los jóvenes, el sector del vino está a favor de que los consumidores de cualquier edad reciban suficiente información acerca de la edad mínima fijada para la compra y el consumo de alcohol.

No obstante, las restricciones legales acerca de la edad mínima de compra sólo podrán ser eficaces si se aplican las respectivas legislaciones. El cumplimiento de la ley es de suma relevancia porque los estudios indican que los menores de edad acaban comprando bebidas alcohólicas sean cuales sean los límites legales. Esto, probablemente, es el resultado de una aplicación insuficiente o incoherente de la ley, en particular cuando existe poca preocupación por cumplir con la legislación en la comunidad. El sector europeo del vino contribuirá a sensibilizar y fomentar el respeto de la sociedad para con el cumplimiento efectivo de las legislaciones que establecen la edad mínima exigida para comprar alcohol.

« Protección de la juventud» Límites de edad

España

18

Alemania

Vino: 16

Austria

Vino: 16

Bélgica

Vino: 16

Dinamarca

Comercios: 16 for wine
Establecimiento : 18

Finlandia

Comercios: 18 for wine
Establecimiento : 18

Francia

18

Irelanda

18

Italia

Comercios: 18
Establecimiento : 18

Luxemburgo

16

Noruega

Vino : 18

Países Bajos

18

Portugal

18 para todas las bebidas alcohólicas

Reino Unido

18 para ventas en las instalaciones y fuera de las instalaciones
16 para el vino en las instalaciones, con una comida si van acompañados por un adulto que compra el alcohol (no se aplica en Irlanda del Norte)

Suecia

Comercios: 20; supermercados para bebidas que contienen entre el 2,25 y el 3,5% vol: 18
En las instalaciones: 18

Suiza

Vino : 16

Fuente: Oficina Federal de Salud Pública (Suiza) - http://www.bag.admin.ch/themen/drogen/00039/10172/12019/index.html?lang=en


Para más información sobre las pautas de consumo y la salud, visite www.wineinformationcouncil.eu

En caso de duda en relación con sus hábitos de consumo de bebidas alcohólicas y su salud, consulte a su especialista o médico de cabecera.
Share on Facebook Share on twitter Share on google plus Pin It e-mail